¿Qué es Lean Canvas y cómo usarlo?

lean canvas emprendimiento

Lean Canvas nace a partir de el libro “El método Lean Startup” de Eric Ries, que ha supuesto un antes y un después a cómo concebimos los emprendimientos (particularmente los de alta innovación) en los últimos años.

Detrás de esta metodología podemos encontrar una filosofía de “empresa ligera”, especialmente indicada para pequeñas startups y negocios que empiezan.

Básicamente aporta una estrategia de planificación y actuación rápida basado en acción y reacción. Promueve profundamente el testeo de la oferta con público real lo más rápido posible y su optimización en función del feedback del mercado (clientes).

A partir de ahí, el emprendedor Ash Maurya diseñó el Lean Canvas, una mezcla entre Lean StartUp y el Business Model Canvas.

Objetivos

Según el mismo Maurya, su objetivo principal al diseñar esta plantilla fue mantenerla lo más «accionable» posible mientras se mantenía «enfocada al emprendimiento».

Es decir, que pudiera mutar a medida que se obtenía más información de parte del mercado, pero manteniendo el espíritu de emprendimiento.

De hecho, su aproximación fue capturar de mejor manera lo que es más riesgoso en un emprendimiento.

¿En qué consiste el Lean Canvas?

La plantilla es la siguiente:

lean canvas

Los números indican, precisamente, el orden en que debe ser llenado.

Te explico en qué consiste cada apartado:

  1. Segmento de Clientes: Define tu cliente ideal, las personas que pertenecen a cierto grupo y que comparten ciertas características que tienen cierto(s) problema(s). Aquí, como ves en la imagen, se hace referencia a identificar desde el inicio al grupo que puede convertirse en «adoptantes iniciales», es decir, las personas que confiarán y apostarán por tu solución antes que nadie.
  2. Problema: Después de los clientes, es fundamental identificar sus 3 problemas más importantes. Sus problemas específicos y de qué forma estos no son satisfechos. Aquí también se debe identificar las alternativas que existen actualmente en el mercado, que pueden ser competencia directa o productos o servicios sustitutivos.
  3. Proposición de Valor Única: Este es el beneficio diferencial que tus clientes obtienen al utilizar tu solución. De hecho, en este espacio se debe rellenar como si fuera un «jingle», es decir, una frase pegajosa. Como inspiración, recuerda el «mil canciones en tu bolsillo» de Steve Jobs al presentar el iPod el años 2001.
  4. Solución: Sí, tu producto o servicio va aquí. Aquí debes centrarte en 3 características fundamentales que dan solución a los principales problemas que detectaste tienen tus clientes.
  5. Canales: Aquí debes identificar tu medio de acceso para relacionarte con tus clientes. Es responder a las preguntas: ¿Dónde está? ¿Cómo se comunica frecuentemente? ¿Cómo te comunicarás con ellos y captarás nuevos? Recuerda que debes enfocarte en toda la experiencia de usuario: no solo para captar (marketing), sino también para fidelizar.
  6. Flujo de Ingresos: ¿Cómo vas a ganar dinero? Lo importante en una empresa es, justamente, el dinero. Así que aquí debes enfocarte en tu modelo de ventas y de ingreso de dinero.
  7. Estructura de costes: ¿En qué gastas dinero? Como el punto anterior, debes poner todos y cada uno de los ítemes en los que gastas dinero, incluyendo costos fijos (arriendos, servicios básicos, etc.) hasta costos variables (según el nivel de ventas).
  8. Métricas clave: Aquí van los KPI’s (Key Performance Indicators), que no son nada más ni nada menos que indicadores que te ayudan a mantener el foco en tus objetivos, por lo que esta parte depende de lo que quieras hacer (si quieres ganar usuarios, tus KPI’s deben estar enfocados en la captación y permanencia de las personas; si quieres ganar seguidores, tus KPI’s estarán más relacionados con el engagement de tus contenidos).
  9. Ventaja Especial (o Injusta): Algo que es muy difícil (o casi imposible) de copiar. Puede ser una patente, un diseño exclusivo, barreras de entradas muy altas, etc.

Como te das cuenta, todo parte por identificar a tu cliente, a establecer una conversación con él para identificar todo lo relevante para generar tu negocio.

Entonces, ¿te parece adecuado el uso de esta herramienta en tu emprendimiento?

A tener en cuenta

¿Para quién es Lean Canvas?

Emprendedores que quieran validar sus hipótesis al establecer sus productos o servicios en el mercado.

¿Qué debo usar, Lean Canvas o Model Business Canvas?

Aquí es tu elección. Debes usar lo que te parezca más natural. Lo importante del asunto es que tomes nota de lo que vayas aprendiendo y asumiendo en un formato portable, de tal forma que puedas discutir con otras personas tu modelo (imagínate en una reunión de netoworking, no vas a andar trayendo contigo el informa de 50 páginas para mostrarlo).

¿Se supone que cada hipótesis testeada requiere una métrica para medirla?

Exacto. Al momento de testear algún elemento de la plantilla, debes establecer una métrica que te sirva para diferenciar el caso inicial del final, y formular los resultados que te permitan establecer cómo debes reaccionar frente a los datos obtenidos. 

 

Imagen: psiquehyun en Pixabay.